Category Archives: Liderazgo

Sumisión: la palabra que no nos gusta

Éxo_24:13 Entonces Moisés y su ayudante Josué salieron, y Moisés subió al monte de Dios. 

Cuando leemos este pasaje podemos decir: Wow, ha de ser una gran experiencia poder ser el siervo de Dios. Mas si tu lees bien este verso habla de Josue como siervo de Moisés. Porque para muchos la sumisión es como una mala palabra, se manifiestan.

Porque solo después de morir Moisés inicia a ser llamado siervo del Señor? Porque Josue no estaba a pensar en los títulos como lo hizo Timoteo, Eliseo y muchos otros “segundos” para Dios. El no estaba pensando si podía ser su llamado el llegar a ser Apostol, Profeta, Evangelista, Pastor o Maestro.

Si queremos que Dios se use de nuestras vidas debemos iniciar a conocer el diseño de Dios para una palabra que te hace saltar de la silla cuando la mencionan: SUMISIÓN.

Quieres otros sinónimos? Jesús dijo que aprendiéramos a El, que es manso y humilde de corazón. No hay un modelo mas sublime y mas puro de sumisión como el de nuestro Señor Jesucristo.

Por eso traigo a ti los 5 niveles de sumisión para que los pongas delante de ti y Dios como un espejo de lo que la palabra de Dios dice si es tu deseo tomar la biblia en serio y no jugar a cristiano de domingo en la mañana. Los pongo no a propósito como alguien que ya lo esta viviendo y practicándolos, pero quiero tomar hoy contigo el compromiso de volver a empezar.

Menos mal que su misericordia se renueva cada mañana.

Entonces, un siervo de Dios es sumiso a la visión que Dios ha dado a sus lideres, padres, a sus mentores o consiervos cuando lo hace:

  1. Obedeciendo puntualmente

Una  cosa es decir que lo hacemos, otra es hacerlo. A la hora de la obediencia llorar no es suficiente. Por eso es que nuestra vida debe depender totalmente de Dios y esto significa someterse a la autoridad que Dios ha puesto en tu vida.

Cuando fue la ultima vez que te pidieron algo y no te vino hacerlo?

Pueda que digas que haz pasado este primer nivel porque llegaste a la reunión pero a lo mejor llegaste tarde. Te tengo una mala noticia: Fuiste desobediente.

Heb_13:17 Obedezcan a sus líderes espirituales y hagan lo que ellos dicen. Su tarea es cuidar el alma de ustedes y tienen que rendir cuentas a Dios. Denles motivos para que la hagan con alegría y no con dolor. Esto último ciertamente no los beneficiará a ustedes.

  1. Con gozo

Quiere decir que si tenemos gozo podemos lamentarnos de lo que hacemos aunque sea una cosa que nunca hemos hecho, o algo que nos causa vergüenza o peor aun: enojo.

Lo que hagamos debemos hacerlo con gozo.

Hch_2:46 Adoraban juntos en el templo cada día, se reunían en casas para la Cena del Señor y compartían sus comidas con gran gozo y generosidad,*

 

  1. Como para el Señor

Y hasta acá muchos de nosotros si habíamos pasado al menos al segundo ya quedamos fritos pues, cuando fue la ultima vez que le pregustaste a tu pastor que es lo que necesita y como le puedes servir. Acá muchos de nosotros ya quedamos fuera de la sumisión. Podemos pensar en todas aquellas veces que dimos una porquería como servicio a Dios pensando que habíamos estado los grandes y los héroes. Dios no se merece las sobras, Dios no necesita de ti ni de tu sacrificio que apesta.

Dios merece lo mejor. Punto.

Efe_6:7 Trabajen con entusiasmo, como si lo hicieran para el Señor y no para la gente.

  1. Con el mismo pensamiento y el mismo sentir.

Decir que lo haces porque el pastor te lo pidió no es suficiente. No es sumisión y disculpa por esta mala noticia.

Creo que por mucho tiempo hemos pensado que la ironía puede ser una manera de rebelarnos sin sufrir las consecuencias.

Hablo que la manera en que le dices a tu consiervo: “Yo lo haría de esta y esta manera”. Y esto mis amigos se llama rebelión. Así como mentir es mentir, asi como quedarse embarazada es quedarse embarazada. No hay lugar para el centro. O uno o el otro.

Es decir hacemos las cosas con el mismo corazón, visión y mente. Sin división dentro de nosotros y mala gana.

Dios odia la mala gana, si lo haces este es el mejor día para arrepentirte.

1Co_1:10 Amados hermanos, les ruego por la autoridad de nuestro Señor Jesucristo que vivan en armonía los unos con los otros. Que no haya divisiones en la iglesia. Por el contrario, sean todos de un mismo parecer, unidos en pensamiento y propósito.

  1. Honrando a los demás o a tu autoridad.

Dios quiere que dependamos sanamente los unos a los otros. Seguramente si fuiste codependiente de alguien en tu vida esta idea te aterroriza, mas Dios no nos dejara solos, nos ha dado su Espíritu para poder hacerlo. No se trata si adoptas aun el sentimiento de aquello que haces pero en tu corazón debe haber el deseo de honrar, de bendecir, de rebajarte y meterte en segundo lugar para que otros puedan brillar.

Honra a tus padres, honra a tus mentores y honra sin imponer tu punto de vista. Otra historia es si hay la apertura a una toma de decisiones donde decidimos juntos. Pero la ultima palabra la tiene tu autoridad a la cual no solo con gozo la debes abrazar sino con humildad y buscando la honra de todos antes que la tuya.

Si hablas mal de tu pastor estas en desobediencia. No me interesan las excusas. Dios te esta hablando. El sabe el canal y el medio, conoce cada gesto y tono de voz con el que quieres manifestarlo.

Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús. Aunque era Dios,* no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. En cambio, renunció a sus privilegios divinos;* adoptó la humilde posición de un esclavo* y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre,* se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres

(Flp 2:5-9)

Puedes iniciar a sacar tus propias conclusiones si deseas continuar hacer las cosas en tu modo de pensar o seguir al maestro en su ejemplo.

Advertisements

¿Quieres el llamado de Dios para tu vida?

imagesNo permiten recibir ayuda de los demás.
“Satisfechos de su propia vida”.
Paranoicos de la banalidad de esta vida: levantarse, orar, estudiar y/o trabajar, salir, tener vacaciones, trabajar duro, navidad, etc mas…
Un circulo que se repite una y otra vez. Comer mucho o no comer nada. Lavarse según la circunstancia o no. Frió o mucho frió. Con poco o mucho dinero o sin el.
La vida fácil, ganancia a precio de dignidad y juicio de la sociedad y el sistema…

Una vez el Espíritu Santo me dijo: espiritualmente hablando no eras muy diferente a ellos en el pasado.

En lugar, las prostitutas yendo en la Ferrari con el jefe y ganando 5,000 euros al mes … mas pagando con el cuerpo y la salud precios irrecuperables.
Mujeres usadas por mafias y espíritus de ambiciones. El “amor” lo usan para un interés, o sencillamente son instrumentos de una influencia de oscuridad.
Sean homeless o prostitutas son personas sin Dios y esperanza.

¿Quieres una llamada de Dios para tu vida? puedes tenerla inmediatamente, solo abre tus ojos a una necesidad que encontraras. Pueda que dediques toda tu vida a lo que tus ojos finalmente verán.

Si esperas que Dios te llame a ser apóstol, profeta, evangelista, maestro o pastor seria bueno que iniciaras a ver los baños de la iglesia y no cerrar los ojos. Pueda que la maestra de escuela dominical necesite una mano. A lo mejor hay autos que podrían ponerse disponibles de aquellos que pueden ser llevados por ti a adorar a Dios.

Cuales son tus cinco panes y dos peces? los estas poniendo al servicio de aquellos que lo necesitan?

Piensas de amar los que sufren en la guerra? y como es que nunca has orado con intensidad por tu familia sino respondes no ácido sino peor.

Dios quiere una iglesia coherente, Dios quiere una iglesia que sirve, Dios quiere que no seas duro en tu corazón.

Se como Jesús. Sirve.

 

Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. 

Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase, sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba,  se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

Juan 13: 1-5


¿Quién fue John Egglen? por Eivert Caridad

snow-nbc-swedenEstoy casi seguro que la gran mayoría de los cristianos no saben quién fue Jhon Egglen. Veamos un poco su historia.

Egglen era un diácono que sería usado por Dios un 6 de enero de 1850, en Colchester, Inglaterra. Ese día una fuerte tormenta de nieve cayó sobre la ciudad, lo cual hizo que los líderes principales de la capilla metodista, ubicada en Artillery Street,  llegaran al culto dominical.

Ni el pastor, ni los ancianos, ni ningún otro líder pudieron asistir al culto. Ese día Jhon Egglen decidió que debía ir a pesar de la nieve. Caminó aproximadamente seis millas hasta llegar a la pequeña capilla. Al llegar se dio cuenta que era la única persona que podía presidir el culto, pues sólo habían 13 personas (12 creyentes y un visitante).

Egglen nunca había predicado un sermón, de hecho, no era un predicador, pues se trataba de un servidor laico. Ese día Dios cambiaría todo, incluso el destino de una ciudad, de una nación.

De los 13 asistentes se encontraba un adolescente  con hambre de ser transformado por Dios. Ese día Egglen predicó su primer sermón, el cual duró apenas 10 minutos. Se basó en Isaías 42:22, el cual dice:

 “Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más.”

Como sólo había un visitante en la capilla, Egglen miró fijamente al adolescente y le dijo:

“joven, pareces miserable. Y siempre serás miserable en la vida y miserable en la muerte si no obedeces el texto; pero si lo obedeces ahora, en este momento serás salvo. “Joven, mira a Cristo Jesús, ¡Míralo!, ¡Míralo!, ¡Míralo! No tienes otra cosa qué hacer sino mirarlo y vivir.”

El joven fue tocado por Dios, y sintió la necesidad de arrepentirse de sus pecados, todo gracias a que Dios había usado a un humilde siervo laico, el cual nunca había predicado un sermón en su vida.

Es probable que nadie sepa quien fue Jhon Egglen, pero estoy casi seguro que todos los cristianos conocen a Charles Spurgeon, considerado por muchos como “El príncipe de los predicadores”.

Ese joven de 13 años era nada más y nada menos que Spurgeon, quien años más tarde se convertiría en un gran predicador. Sin duda alguna,  Jhon Egglen no sabía que ese domingo 6 de enero de 1850 sería usado por Dios para predicarle a un joven que le anunciaría el Evangelio a millones de personas en todo el mundo. Se dice que la gente viajaba de otros países para ir a visitar el Tabernáculo Metropolitano, iglesia donde cada domingo predicaba Spurgeon.

Lo cierto es que Jhon Egglen pasará a la historia como un héroe anónimo, desconocido por la gran mayoría, pero usado grandemente por Dios para predicarle a alguien que sí sería archiconocido por todos.

Reflexión 

No menosprecies ninguna oportunidad que Dios ponga en tu camino para predicar el Evangelio. No menosprecies cuando le tengas que predicar a unas pocas personas. Quién sabe si ese día nos visita una persona que será usada grandemente por Dios.

Hace falta más Jhon Egglen en nuestras iglesias hoy en día. Hombres y mujeres que salgan al paso cuando nadie más lo quiere hacer.

Eivert Caridad


%d bloggers like this: