Mi pesadilla, mi regalo

solteroLa homosexualidad se robo lo mejor de mi. El pecado es así. Muchas noches frías llorando y buscando respuestas. Pensar que tenes la peor plaga de este tiempo (dejando a un lado que ya se va haciendo normal por los movimientos fuertes que hay en las naciones y las luchas por los derechos que han inventado).

Tener atracciones al mismo sexo es como ser un leproso en la época de Jesús, tener un pasado de tal manera hace que piensas que vives en un cristianismo sub-real donde pareces un caso aislado. Oyes testimonios de ex-drogadictos y de ex aquí y ex allá etc pero miras tu vida y parece que te toco “bailar con la mas fea”.

Pero una cosa es real: el pasado homosexual es una pesadilla para el hijo de Dios que busca la santidad. Muchos incluso que han pasado por esto sabrán cosas dolorosas como sentir atracción física a personas amadas de tu congregación. No quieren sentir eso, no pretenden hacerles daño, se sienten horrorizados por semejante atracción. Pero es real, aunque solo sea una búsqueda de afecto sano. Encima de toda esta oscuridad anhelas que alguien entienda lo que estas viviendo, que alguien se comprometa contigo y te guíe paso a paso, que haya un super programa para “cambiarte” y darte claves que te den soluciones rápidas. Pero no funciona así.

Un ex homosexual en tu iglesia sueña con mucha atención, mucha exigencia innecesaria, muchas expectativas fuera de si, tanta confusión en el medio. Hasta que Dios inicio hablarme.

Por tanto, así dijo Jehová: «Si te conviertes, yo te restauraré y estarás delante de mí; y si separas lo precioso de lo vil, serás como mi boca. ¡Conviértanse ellos a ti, mas tú no te conviertas a ellos!

Jeremias 15: 19 RVR1995

Es bello saber que Dios no es como nosotros. El te pide algo que ya puedes ver en su persona: es especialista en sacar cosas bellas y preciosas de lo apestoso de nuestras vidas. Déjame decirte profeticamente que tu mayor dolor se volverá tu mayor gloria, tu mayor tragedia tu gozo y tu pasado triste en un regalo si así lo quieres aceptar.

¿Como algo tan espantoso puede ser un regalo? porque mi experiencia fue lo que me motivo (y a veces lo sigue haciendo cuando no quiero hacerlo por el corazón justo) a buscar como enfermo mental a Dios. Buscar a Dios el doble, triple y aun mas fue lo que me cambio toda mi existencia. Va mas allá de un evento el domingo, es algo para siempre.

Lo tengo a el y el da equilibrio a mis relaciones. El me inicio mientras corría, al mundo de los hombres y se volvió mi padre, el padre que anhelaba, el ejemplo y la figura, referente masculino que necesitaba.Su dulce amor me levanto cuando estaba en angustia y hoy puedo decir que mi homosexualidad fue una oportunidad para conocer a Dios de una manera profunda y particular. Cuando uno tiene grandes desafíos mas se glorifica el y se revela. Entiende esto: El no mira tu pecado, el mira lo que puedes ser cuando haya intervenido en tu vida, ¿lo dejas?

Mi pesadilla el la volvió en alegría. Si tan solo sacas lo precioso de lo vil, el podría usarte para llevar sanidad a muchos. Pero inicia por ti, inicia desde tu corazón.

Entregarte a el, entrégale las áreas en que le fallaste e inicia una nueva vida. Platica con tu Padre. Disfruto saludarlo, platicarle, comer con el, hacerle preguntas, reír y salir a correr juntos.

Mientras lo hago siendo siendo transformado, porque estoy conociendo a mi Padre.


4 responses to “Mi pesadilla, mi regalo

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: