Reformadores fieles

HombreSeguramente has oído hablar de Dios por muchos años sermones, predicaciones, llamados… como le quieras llamar. Piensas que haz alcanzado la madurez, has visto la gloria de Dios en tu vida y probablemente el ha hecho ya muchos milagros en tu vida. Mas que es lo que realmente pide Dios de todo lo que has recibido y de todo lo que has visto este tiempo viendo su gloria y poder?

Fidelidad. Observa estos versos:

No tengas miedo de lo que estás a punto de sufrir. El diablo meterá a algunos de ustedes en la cárcel para ponerlos a prueba, y sufrirán por diez días; pero si permaneces fiel, incluso cuando te enfrentes a la muerte, te daré la corona de la vida.

Yo sé que vives en la ciudad donde Satanás tiene su trono; sin embargo, has permanecido leal a mi nombre.

 …sólo que retengan con firmeza lo que tienen hasta que yo venga.  A todos los que salgan vencedores y me obedezcan hasta el final:

Les daré autoridad sobre todas las naciones.

Vuelve a lo que escuchaste y creíste al principio, y retenlo con firmeza. Arrepiéntete y regresa a mí. Si no despiertas, vendré a ti de repente, cuando menos lo esperes, como lo hace un ladrón.

 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

Apocalipsis 2: 10, 13, 26; 3. 3, 11

En todo el libro del Apocalipsis veras el continuo llamado de Dios a permanecer fiel. Aunque eso te cueste la vida misma.

Sabes, puedes gustar su amor, su perdón hasta el extremo de fallar en todo y volverte a levantar mas una cosa sola te pide el Señor: Se fiel. Se fiel a lo que tu ya conoces. Se fiel en buscarme, hacer las cosas que yo te he dicho. Se fiel en amarme, y no hablo de no fallar, sino estar en el proceso y no volver atrás por ningún motivo.

Si Dios ya te dio una palabra no estés pidiendo una nueva, se fiel en ella hasta que se cumpla y entonces el te dará una nueva.

Y si realmente quieres mas de el vas a buscar como nunca su rostro, como tu sabes este mundo necesita ver tu manifestación como hijo de Dios! No podemos escondernos sin hacer una revolución. Y no necesariamente debe iniciar con hablar, haz pequeñas cosas que te llevan a cosas mayores.

Las pequeñas cosas son las que hacen la diferencia, mas como funciona? Siendo constante.

No importa si hiciste un dieta hace 19 años y esperas que eso te resulte para mantenerte ahora cuando te comes cosas que para tu cuerpo son saturaron. De igual forma no puedes vivir de una unción de hace dos meses, ni estar sostenido por las oraciones de gente que te ama. Debes orar, debes buscar su rostro.

Porque insisto? Bueno, lo haz hecho el dia de hoy? Quieres realmente cambiar la historia? Quieres ser un reformador de este tiempo y dejar a otros la bendición de conocer a Dios como es realmente.

Spurgeon, Finney, Kulman, Wigglesworth, Wesley y todo hombre que hizo un huracán de cambios en sus naciones y generaciones estan caracterizados por dos cosas:

Eran hombres y mujeres de ayuno y oración.

No hay avivamiento mi querido sin tus rodillas, no puedes ver los milagros si te cansas de hacer el bien, como esta gente que tenia un peso, tenia una desesperación de que Dios hiciera algo y estaban dispuestos a pagar cualquier precio con tal verlo. No como un deporte extremo, la mayoría cuando fue llamado no quería nada en lo absoluto que tuviera que ver con la predicación del evangelio de Jesucristo.

Mas sabia que había algo mas, que ellos aun siendo perseguidos y no escuchados por los gobiernos sabían que algo estaba pasando, y gracias a ellos es que nosotros estamos acá.

Me encuentro en Italia y a veces pienso en cuanta gente dejo su piel ensangrentada en el coliseo de Roma a fin de que tu y yo podamos movernos con libertad y hacer la revolución, sin ser asesinados y con la música y toda la cosa.

Saben, Wesley no andava con Hillsong (no tengo nada contra ellos, me facinan), en sus eventos para que otros se convirtieran. No tenia su iglesia muchos discos y no tenían la tecnología de ahora.  Saben que pasaba en los tiempos de ellos? La gente venia gritando a arrepentirse, llorando, ayunando y con pena de sus pecados. No iniciaba el llamado y la gente caía llorando en sus rodillas y corrió al altar de la iglesia para ser perdonado por Dios. No era un trabajo basado en logistica y eventos y artes, era algo espiritual. Ellos desafiaron el mundo espiritual. Entraron a dimenciones donde nadie esta llegando hoy en dia. Pero saben que es lo triste? que la mayoria no dejaron sucesores y legados. Mas de igual forma miles venian a los pies del Señor.

Esos pueblos estaban tan bañados con ayuno y oración que nadie les tenia que convencer, ni era necesario el ultimo grupo de moda, sino solo la presencia del espíritu de Dios que les hacia convicción de pecado, justicia y juicio.

Es tiempo de predicar la venida del Señor, no solo su amor, de su juicio y no solo su bendición.

Debemos decir la verdad a esta generación. No les mintamos, no sea que la perdamos.

Se una mujer, un hombre fiel. Fiel a su pastor, fiel a su familia, fiel a sus hermanos. Fiel al llamado y al pacto que has hecho.

Continua así.


4 responses to “Reformadores fieles

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: