Dejando la falsa necesidad de ser maestro para aprender

 Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.  Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos».

Mateo 28: 19: 20

Hemos hablado de temas variados en este blog y de diversas fuentes pero totalmente bíblicas y tratando de buscar el centro de la atención entre la gracia y la verdad. En un inicio Dios me fue mostrando que este es como un discipulador para aquellos que no tienen la oportunidad de recibirlo en el lugar donde están por diversos motivos comprensibles pero a la vez retar a no quedarte ahí, sino a tomar decisiones válidas y blbicas para no perderte más de Dios. Eso no quiere decir que nos hagamos anárquicos ni que nos hagamos libertinos y que no importan las autoridades de una iglesia o una cobertura espiritual. Por eso mismo quiero referirme al versículo de arriba que nos dice hacer discípulos.

La biblia NO dice:

– Vayan por todo el mundo y pidan dinero a la gente

– Id por todas las naciones y levanten el local más bonito que el de los otros pastores

– Corran por los pueblos y predíquenles un Dios que hace x cosa (y no todo el evangelio)

– Evangelicen a todos diciéndoles que vayan a una asamblea de cristianos y que se hagan socios o miembros de la misma.

– Vayan por el mundo y prediquen para ser la iglesia más grande de la cuidad e “impactar” y hacernos sentir como “cristianos” Etc.

La lista puede ser larga y según la visión de muchos hombres pero volvamos a la palabra que nos enseña a ser “discípulos”. En aquel tiempo era un privilegio que te escogiera un maestro a ser discípulo, no era como ir a la escuela y no podemos entenderlo con mente latina sino como los hebreos lo veían.

Ser discípulo quería decir imitar lo que su maestro hacía, era mucho más profundo y era dedicar la vida para ello. Y mira que manda a que les enseñen lo que el mismo les ha dicho y bautizarlos.

Quiero sencillamente no darte una cátedra sobre la cultura hebrea sino retarte:

¿Cuantos discípulos he logrado levantar?

¿Cuantos se han bautizados?

¿Los lleve solo a la iglesia y no pasó nada?

¿Lleve a otros a la luz pero ya no les di seguimiento?

¿En mi propia vida quien sigue siendo un mentor/discipulador/influencia/maestro para seguir creciendo levantar topes de límites?

¿Leo y busco con hambre aprender más de la palabra de Dios o dices que la lectura no es para ti?

Déjame decirte que ahora con la era digital no tienes excusa, tienes algo que muchos desearían, los chicos en Siria u otras naciones están muriendo por tener una biblia porque no pueden ir a su “Shop” Cristiana (ni tienen) porque los matan. Tenemos Youversion, tenemos Biblie Gateway y otras aplicaciones y websites, tenemos electrónicamente material para líderes y un saco de buenos modelos a seguir.

No tenemos excusa, no tenemos excusa. Aprende y enseña de alguna manera y crea discípulos. Espero este blog este ayudando a más de alguno a completar el discipulado que experimenta en su iglesia o en algún momento o algún país sea fuente de agua viva para un sediento de “mas”. Pero primero, nosotros debemos ser personas enseñables y dispuesto a escuchar a otros que saben mas que nosotros. Esto no los hace superiores o a nosotros inferiores sino es reconocer que aun puedo aprender se que tenga 25 años o 70.

Te doy un fuerte abrazo amigo o amiga lector, en el nombre de Jesús.


Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: