La masturbación: un escape emocional

Al principio desde que decidí abrir este blog no tenía la intención de hablar de sexualidad, ya que ayudo de forma directa a personas por medio del ministerio que algunos de los lectores conocen como Libres en Cristo.

Sin embargo quiero dejar plasmados acá que este tema es importante, pues pensé que la mayoría de los que tuvieron un padre ausente físicamente o emocionalmente no pudieron abrir su corazón a preguntar correctamente sobre la sexualidad a su padre o madre. Creo que de quien debimos haber recibido educación sexual primeramente era de nuestros padres (papa con el hijo, mama con la hija) y creo que es necesario que hablemos de sexualidad de manera correcta y pensar en los principios importantes para no necesariamente dejar de ser adictos sexuales, no, sino evitar cometer mas errores anhelando libertad eterna.

La masturbación.

Algunos les parecerán raros pero en mi caso creo que de los pecados sexuales la masturbación es la más compleja. Creo que la droga puede deshacerse, el alcohol sin frecuentar amigos que nos impulsen pueden desaparecer aunque con una lucha cerebral de donde los científicos confirman que se libra con las neuronas de placer fuertes fórjesenos y luchas, creo que el fumar puede tratarse con un amigo pero nada más sutil que la masturbación. No tengo que mencionar como alguien lo hace creo que las estadísticas nos afirman que más del 90% de los hombres lo han practicado si no bien de vez en cuando, o frecuentemente, o una o dos veces para luego olvidarse de ella pues inician una vida sexual ya sea inmoral o matrimonial. La masturbación no se termina con la boda, y eso lo pueden comprobar muchos pastores y líderes cristianos incluso donde ellos hablan de su vida oculta. La regla de oro para no caer ha sido tener una relación con Dios, luego de eso nada de lo que hagamos puede resultar a la hora de querer salir de ese oscuro túnel o laberinto. Más Dios siempre nos pone otros principios o consejos en sus palabras y cuando digo consejos, no quiero decir “sugerencias” sino algo que si no te paras firme te vuelves adicto (o más de lo que ya eras).

Mira estos aspectos que recopilo de varios jóvenes (hombres en mí caso solamente) que facilitan el estimularse en lo secreto o hizo que iniciaran en ella:

Soledad

Por curiosidad de conocer la sexualidad

Ocio

Se te dijo que “si se sentía bien, entonces estaba bien” o por otro autoengaño

Insatisfacción en algún área de su vida

Por hábito

Por abuso

Por heridas o necesidades emocionales

Como un medio de intimidad suplente

O a lo mejor por una combinación de varias de estas u otras. Este último déjame decirte que es muy frecuente hoy en día, la masturbación provee una “falsa intimidad” o sentimientos durante el orgasmo que te hacen creer que estas siendo feliz o “atendido” o estas en “control” como sucede en el caso de los hombres.

Si tu estas luchando con la masturbación aun, o ya eres libre de ese pecado (libre quiere decir que no te costa como antes decir: No, ya que la tentación nunca se ira si ya iniciaste una vez en tu vida), quiero hacerte una pregunta: ¿Que buscas saciar con la masturbación?

¿Acaso es que te parece mejor que relacionarte con otras personas? ¿Sientes que tienes el derecho de hacerlo porque total “es tu cuerpo” y no lastimas a nadie? ¿No temes a Dios pues consideras que estas “dando tu mejor esfuerzo”? ¿No tienes realmente con quien hablar este tema? ¿Hubieses querido que tu padre hablara contigo abiertamente de sus tentaciones y como las vencía (si al menos creyó en Dios y lo considero no adecuado)?

¿Hubieras querido hablarle a alguien sobre el abuso sin que te castigaran?

¿Qué heridas tratas de sanar con la masturbación o al menos “aliviarlas” para no tener que sufrir esa depresión emocional? ¿Porque no buscas lo genuino y real de las relaciones?

Todo se trata de que necesidades quieras saciar. Mucho de ese dolor en ciertas personas es un habito emotivo porque así lidiaron el divorcio de sus padres o lo mucho que los humillaban en la escuela como un “desahogo”, también algunos sencillamente encontraron una “droga” que parecía mejor que intentar sentir algo en la congregación o iglesia donde asistían.

Muchos jóvenes están vacíos porque en sus iglesias (cual fuera la denominación) no se sienten “parte de” o fracasan con sus novias o intentos de noviazgos.

Como puedes ver amigo, todos estos dolores y muchos más que no podría mencionarlos todos son parte de lo que te dice: Es mejor resolver tus problemas así, así que enciérrate en ti mismo y amate a ti mismo, porque ahí nadie va herirte ni nadie va “exigirte”. De hecho la pornografía en varios es la sexualizacion de muchos deseos que no tienen nada que ver en lo absoluto con el sexo.

Un pastor decía que una persona puede masturbarse en su mente solo viendo a otras personas y casualmente si tuve un caso donde una persona con solo imaginar y hacer fantasías se provocaba a sí mismo a un orgasmo sin siquiera masturbarse como tal. Uno no puede separar la masturbación de lo físico con lo emocional, psicológico y espiritual. Somos una persona no 3. Es cierto que tenemos un cuerpo espiritual y un alma pero cuando una parte es afectada todo va en cadena.

Es solo por obra del Espíritu que alguien podría sonreír cuando tiene una herida de muerte abierta. Duele y eso aplica al alma y el espíritu.

Dios quiere sentarse a escucharte “sin pelos en la lengua”

Medita si te has sentido tentado a masturbarte estos días, ¿Puedo hablar de esto con Dios? ¿Has pensado alguna vez hablar de sexo con Dios? Llamando las cosas como son y como lo haría un hijo con su padre pues un padre mal educaría a sus hijos si no llama las cosas por su nombre. No puede (o no debería) enseñar nombres extraños porque Dios no se avergüenza usar nombres correctos como: masturbación, erección, vagina, semen como lo haría con heces o pie o cabello. Son nombres de nuestro cuerpo, Dios no se pone rojo al oír estos nombres. No es que Dios cuando una pareja cristiana está teniendo relaciones sexuales se tapa los ojos o se va por lo “fuerte de la escena” No, sino que él está viendo si esa relación está fundada en el amor.

Por último el amor vence todo temor, el amor vence todas tus ansiedades y el amor de tu familia (no importa quienes sean o aun si dices que no los necesitas) son clave. No puede una persona vencer la masturbación y odiar a su padre, no puede dejarla si tiene pleitos con su madre porque si pasa a lo mucho unos días sin hacerlo va regresar a lo mismo.

Enfrenta el problema con el, huye del peligro.

¿Contradictorio? No, Dios ha dicho que te dará la salida y debes huir, pero es en su presencia que enfrentas primeramente el problema. Que este post te ayude a recordar que cuando tienes presión o una circunstancia difícil emocionalmente hablando no recurras a la masturbación sino huyas como dice la palabra. Algunos tienen que caer millones de veces en ella como para entender  (otros nunca entienden) que cuando viene la tentación deben huir. Así de simple y así de difícil. Fácil porque es una decisión: Dios nunca dijo que te hicieras el fuerte y puedes intentarlo por meses y años pero nunca vas a ser libre completamente porque los problemas no se resuelven con una desconexión a través de autosatisfacer el deseo de lujuria, los problemas como decía mi papá se resuelven ENFRENTANDOLOS. Yo no conozco a tus catedráticos o tus padres ni a tu jefe pero si conozco al Padre que siempre esta dispuesto a escucharte en cada dolor y necesidad, no necesitas por ir y lastimarte mas si Cristo llevo toda tu aflicción en la cruz.

Corre hoy a los brazos de tu padre por fuerzas (no solo un día sino todos los días y cuando más tentado te sientas) pero también busca abrir tu corazón. Buscar ayuda es algo que iremos hablando en los siguientes post.

Un abrazo

Esto es aún más urgente, porque ustedes saben que es muy tarde; el tiempo se acaba. Despierten, porque nuestra salvación ahora está más cerca que cuando recién creímos.  La noche ya casi llega a su fin; el día de la salvación amanecerá pronto. Por eso, dejen de lado sus actos oscuros como si se quitaran ropa sucia, y pónganse la armadura resplandeciente de la vida recta. Ya que nosotros pertenecemos al día, vivamos con decencia a la vista de todos. No participen en la oscuridad de las fiestas desenfrenadas y de las borracheras, ni vivan en promiscuidad sexual e inmoralidad, ni se metan en peleas, ni tengan envidia. Más bien, vístanse con la presencia del Señor Jesucristo. Y no se permitan pensar en formas de complacer los malos deseos.

Romanos 13: 11-14


7 responses to “La masturbación: un escape emocional

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: