Jóvenes Cristianos con Propósito

¿Que lleva a un hombre a entrar a un edificio en llamas cuando todo el resto corre hacia afuera? ¿Por qué los bomberos dejan a sus familias todas las mañanas para arriesgar sus vidas por extraños?

La palabra clave que responde a ambas interrogantes es: “Propósito”. Lo hacen porque saben que sus vidas no serían iguales si no llevaran a cabo su labor. Saben que el vacío en sus vidas si no están en un carro de bomberos, usar sus trajes, estar en su estación, sería simplemente insoportable.

En la película “A prueba de fuego”, los protagonistas salían todos los días a arriesgar sus vidas porque sabían que el propósito con el que habían sido llamados era salvar vidas de las llamas y de trágicos accidentes…

Ahora bien, ¿qué hay de nosotros como jóvenes Cristianos?

¿Qué lleva a hombres y mujeres de Dios a entrar a diario en las vidas de muchos jóvenes, invertir tiempo de sus vidas, día con día, año con año, cuando el resto de la humanidad parece correr hacia el lado contrario? ¿Por qué muchos de ellos dejan a sus familiares para ir a naciones o simplemente invierten tiempo familiar en intentar despertar a una generación aparentemente dormida?

La palabra clave que responde a ambas interrogantes es: “Propósito”. Al igual que los bomberos, la juventud Cristiana gira su vida alrededor de un propósito. Saben que sus vidas no sería la misma si no conocieran del amor sin límites de un Padre que es eterno.

¿Puedes imaginarte por un instante sin haber conocido a Cristo? ¿Que hubiese pasado si tú amigo o amiga no te hubiese invitado a la iglesia? ¿Cómo estuvieses ahora si no hubieses levantado tus manos en aquella reunión en la cual declaraste a Jesús como tu único y real Salvador? Lo más probable es que no lo puedas imaginar, y si lo haces lo más seguro es que en este instante le agradezcas a Dios por haberte rescatado y despertado del largo letargo en el que te encontrabas.

Sin embargo despertar no es suficiente. Si hoy eres un joven salvo, debes pensar que afuera hay miles de millones de jóvenes que van directo hacia un abismo sin retorno. Aún están a tiempo; siempre hay tiempo para regresar. Al igual que tú no hay pecado tan grande que el sacrificio de Jesús no pueda cubrir. (St 5:20) (Jn 3:16) (1Cor 15:3).

Para poder llegar a ser un joven con propósito existen 4 elementos fundamentales que todo Cristiano debe pasar. Estos elementos son parte del filtro que Dios usa para diferenciar a los “tibios” de los “calientes”.

  • La valentía
  • La audacia
  • El coraje
  • La lealtad.

Valentía: ¿Conoces la historia de David? Un joven que ha dejado huellas hasta nuestros días (Hebreos 11:32). Este joven creía más en la fuerza de Dios, que en la fuerza proveniente de un gigante aparentemente poderoso. La fe de David fue tal que decidió vencerlo con tan solo una piedra lanzada con la ayuda de una honda. Instrumentos aparentemente inofensivos para el impetuoso poder de un temeroso gigante. Quizás no tengas una piedra y una honda para vencer tus gigantes, pero si tienes la Palabra, el ayuno y la oración. Armas aparentemente inofensivas para tus gigantes, pero que con la continua práctica, te darán las victorias de tus fuertes batallas y al final, de tu guerra de la vida. (1 Samuel 17:49-50)

La audacia: En estos tiempos, la audacia para poder salir victorioso de tus batallas es esencial. Existe una historia en la Biblia que demuestra la audacia en medio de la quietud. Es la historia de Jacob y Esaú. Ellos eran hermanos gemelos. Esaú era el mayor y por esto tenía el privilegio de recibir la bendición de su padre. Sin embargo la tomaba en poco. Sin embargo, Jacob anhelaba recibir la bendición de su padre más que cualquier otra cosa, por ello decidió comprar la primogenitura de su hermano mayor por un simple plato de lentejas (Gen 25: 27-34). Más adelante vemos como la audacia de Jacob y de su madre Rebeca consiguió que Jacob fuese bendecido por encima de su hermano Esaú. (Gen 27: 1-40) ¿Qué hay de ti? ¿Eres lo suficientemente audaz para elaborar un plan en contra de tus tentaciones? ¿Estás dispuesto a vender el preciado regalo de tu salvación eterna por medio de Jesucristo por simples placeres terrenales?

El coraje: La disposición a realizar hazañas inimaginables es lo que inicia la llama del coraje en una persona. En la Palabra encontramos muchas historias que hablan de coraje, pero existe una en particular que es importante recalcar. Su nombre Eleazar, hijo de Dodo. La historia de este guerrero del rey David es probablemente muy corta, pero una poderosa hazaña hizo que fuese recordado hasta nuestros días (2 Samuel 23:9-10). Muchas veces necesitamos enfocarnos en lograr una gran hazaña para Dios, solo una a la vez. Eleazar sabia esto, por eso supo que esa batalla que libro era la batalla de su vida; peleo de tal manera que la espada quedo pegada a su mano. Peleo como si no hubiese un mañana, como si no hubiese otro día para demostrar su lealtad a su rey. ¿Estamos dispuestos a pelear la batalla de la fe, a pesar de que miles de enemigos se levanten contra nosotros? ¿Estamos dispuestos a demostrar nuestra lealtad a nuestro Rey y Salvador hoy como si fuese el último de nuestros días?

Lealtad: Seguir firme, no desfallecer a pesar de lo inclemente de la situación. Aún cuando nuestra misma vida peligre con tal de proteger aquello que amamos y que anhelamos con genuina pasión. Cuando hablamos de lealtad existe una historia y una persona que es un vivo ejemplo: Daniel en la cueva de los Leones. Daniel fue un joven que toda su vida fue probada por Dios. Desde su salida de Jerusalén a la extraña tierra de Babilonia, más adelante que su nombre y el de sus amigos fuesen cambiados en un intento por destruir su identidad, luego que la fe que él tenía acerca de su Dios fuese llevada hasta tal extremo de ponerlo en un horno de fuego. Quizás su prueba máxima fue relatada en el Libro de su mismo nombre en el capítulo 6 .Podemos ver como Dios pone a prueba una vez más la fe de Daniel. El rey Darío lo pone a merced de leones hambrientos gracias a personas que procuraban hacerle daño. Sin embargo, un ángel tapa la boca de los leones y de esta manera Daniel sale bien librado de la fosa. Aquellos que procuraron hacerle daño pagaron con sus vidas, y el rey Darío firmó un decreto donde habla de las maravillas de Dios de Daniel. El mismo Dios de Daniel es hoy tú Dios y el de todo el universo. El es el único capaz de librarte de aquel que anda como león rugiente buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8).

Para ser jóvenes Cristianos con Propósito debemos entender que la valentía, la audacia, el coraje y la lealtad son pilares fundamentales para poder alcanzar los sueños que Dios tiene preparados para ti desde mucho antes de que nacieras (Efesios 1:4). Todo lo hizo por amor y para ser jóvenes con propósito también debemos hacer las cosas para Él con amor. De nada sirves que cantes, toques un instrumento, dances o actúes si no lo haces con la intención de reflejar al Cristo que vive en ti (Gal 2:20). Las artes en las iglesias fueron creadas entre otras cosas para demostrar que la multiforme gracia de Dios está en cada cosa que sea dirigida hacia Él. Sin embargo, que estés en la danza, el mimo, la alabanza o el teatro no te hace un joven con propósito.

Un joven con propósito es aquel que decide entregarle todo a un Dios que no ve naturalmente, pero que si lo siente en una manera sobrenatural. Un joven con propósito es aquel que es lo suficientemente valiente como para reflejar a Cristo a sus compañeros de colegio o Universidad; sin muchas palabras, sino mas bien con acciones y la convicción de su fe. Un joven con propósito es tan audaz que ingeniosamente entra en la vida de alguien que necesita de Dios sin que él/ella se entere. Un joven con propósito demuestra su coraje al darle un gran NO a aquello que sabe que no le agrada a su Padre que está en los cielos. Un joven con propósito es capaz de demostrar su lealtad, aun en los momentos más difíciles.

Encontrar el propósito por el que Dios te creó es una búsqueda personal. Un dialogo intimo entre tú y Él. Puede que ya estés cumpliendo el propósito por el cual fuiste creado, y que no te hayas dado por enterado. Lo único que debes saber es que si estás dispuesto a asumir el reto de querer parecerte más a Él, Dios mismo no permitirá que partas de esta tierra hasta que hayas cumplido lo que el soñó sobre ti hace ya un tiempo atrás…

Dios te bendiga.

Edgar Arturo Quintero

David, Panama


6 responses to “Jóvenes Cristianos con Propósito

  • Sonia Contrera

    Que bendecido mensaje realmente es palabra de Dios porque cada parte de su predicación esta la palabra y obra de los que se decidieron lanzarse en las manos de un amoroso Dios

    Like

  • Carol Cardenas

    Muy buena palabra,

    Like

  • patricia Mendez Moralaes

    excelente mensaje sobre todo muy alentador

    Like

  • Alefh

    Hermoso y voy a compartirlo con otros jóvenes…!!!

    Like

  • Francheska

    Buena enseñanza

    Like

  • Alex

    Es fascinante este ensayo , debido a la demora en ingresar a la pagina de mi curso , encontre este post y me ha bendecido mucho , en particular pienso que aún no he luchado hasta que mi mano quede pegada a la Espada ni tampoco he sido probado de la misma medida que Daniel : toda mi vida , de los cuatro principios han impactado más mi corazon el coraje y la lealtad .GRACIAS por compartir vida , por entregarnos a miles Palabra de nuestro Padre .Dios lo bendiga y abrace.

    Like

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: