Quiero mi Primavera

En Italia, donde reside su servidor ha iniciado la primavera. La nevada pasada me dejo saber que no había experimentado un buen frió en toda mi vida. Luego a pesar de la alegría de como quedo de bello y blanco el frió tras el descongelamiento de toda la nieva que cayo bajo la temperatura a niveles como 7º bajo cero (Cº), pero eso no es nada a comparación de otros países. Mucha gente murió por fuertes nevadas en países como Rumanía donde fue insoportable la situación. El invierno hizo estragos en Roma y hasta afecto monumentos importantes como el Coliseo, llamado patrimonio de la humanidad. Acá murieron un par de personas que viven en las calles, indigentes y las autoridades ordenaron que les ayudaran albergandolos, aun si fueran extranjeros e ilegales.
Sin embargo cuando tu sales a ciudades grandes como Milan, New York, Madrid, etc donde la gente parece tener prisa y hay miles a diario en automóvil y trenes hay un frió mas horrible del que te describo. Se llama soledad. Bueno, es mas ese frió puede tener muchos mas nombres como la separación, falta de perdón o no tener cerca a su familia.
Yo no se tu, pero realmente hay momentos en la vida cristiana donde tu te sientes frió. No porque lo hayas pedido así, sientes que la reunión fue una mas, saliste igual, a lo mejor con las mismas ilusiones de que Dios va hacer algo por ti pero te has enfriado. Si yo te preguntara hoy a ti de corazón y en confianza, en lo secreto: Dime, como va tu vida devocional? Como seria tu respuesta? Uso ese termino y en realidad no me gusta.
Vida devocional me da la idea de esto: me siento tomo mi biblia la leo por 15 o 20 minutos, luego hago una oración y luego continuo con mi vida con la esperanza de que Dios me ha hablado o me va hablar tarde que temprano.
He compartido con varias personas en las redes sociales y me han dicho que se sienten estancados, que no logran salir económicamente y que pareciera que Dios no les habla de la respuesta que desean.
Ellos tienen hambre y sed de mas de un: “Dios va obrar” “El se va glorificar”
Algunos ya están tan enojados que quieren reventar y el temor a Dios no les permite y decir: Ya basta! estoy cansado! Dios respondeme!! lo necesito. Así me sentí una vez; iba para la iglesia y me fui a orar, ese día varios hermanos pasaríamos la noche orando a Dios y te quiero compartir lo que Dios me inyecto ese día.
Era el tiempo de mucho frió, mucho. Yo decía en mi corazón: Dios siento helado este corazón. ¿Te identificas? ¿Hay escarcha? No conoces a lo mejor la nieve en tu país latinoamericano pero puedes venir a mi y decirme: Si Edu, yo la conozco y el lugar donde ha llenado es mi corazón. Es la escarcha y el hielo del pecado.
Cuando llega el Otoño las hojas de los arboles en este país comienzan a caer, te avisan lo que viene, es como cuando te dice aquel doctor: Algo no esta bien. Y luego viene el frio y te preparas y dices bueno “acá voy”, y es entonces que comienza a nevar en tu vida. No lo puedes evitar, no puedes evitar volver a fallar en tu devocional, no puedes evitar mejor ver esa película e irte a dormir luego y decir: Mañana orare con mas concentración, ahorita estoy CANSADO.
¿Cansado? Es mi relación con Dios limitada a 15 minutos. Y no me refiero a que oremos 3 horas diarias. No. Yo lo hice pero hablaba mucho y no dejaba que el me hablara.
¿Que es una relación con Dios?
¿Es leer libros cristianos?
¿Es leer lo ultimo de Joyce Meyer? ¿El ultimo disco de Hillsong y mero taradear algunos coros de las canciones?
¿Que es estar conectado con el Padre, el hijo y el Espíritu Santo?
Hay una historia que se esta escribiendo y en esta esta Dios como personaje principal y tu. Es una historia de amor entre tu y el. Pero el asunto como dijimos no se trata de ti.
Entonces, cuando viene la nieve sientes que aun te la haces y puedes llevarlo, pues la temperatura para que la nieve se conserve debe estar no muy helada sino se congela en el aire la nieve. Y entonces cuando ya deja de nevar y comienza a derretirse pareciera que un oso encima como abrigo no te quita el frio.
Pasan dias, pasan mas dias, pasan aun mas dias!!! y no parece irse. Quieres que ya pase, te alegras como te dije al principio cuando vino rapidamente, pero no se va asi de rapido. Ni tus problemas se van asi como lo esperas, gritas al Señor que ya te quite esa situacion, que rompa con arte de magia tu adiccion sexual, que ya no quieres ver pornografía y que te ayude con tu familiar que pareciera nunca va conocer a Dios.

Al leer esto trato de no llorar: mas cuando llega el tiempo, no el que el hombre logra a pronosticar exacto, viene el sol con fuerza, viene la lluvia a llevarse luego esto.
Dejame decirte que El es tu sol, es tu lluvia que quiere llenar tu alma hoy. El quiere llenar tu corazon, esa soledad. Ese vacio. El quiere darte esperanza y una que no averguenza como dice su palabra.
Tu padre es tu primavera, donde la nieve sera derretida y como me dijo aquel dia te declaro: Que Dios este dia derrita el frio que hay en tu interior, y enviarte la lluvia de su Espíritu para volverte a la vida… en el nombre de Jesús.

Te dejo un poco de esta canción nueva. Un abrazo de mi parte.


2 responses to “Quiero mi Primavera

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: