Erróneamente centrado en mi mismo

Durante muchos años los cristianos nos acostumbramos a llamar a las cosas que no son parte de nuestro propósito en Dios, como por ejemplo esperar lo peor.
“No me lo van a dar” “No lograre el empleo” “No tendré los documentos en este país extranjero” “Mi esposa no me perdonara” “Mis sueños ya no se pueden cumplir” entre muchas otras afirmaciones, mas en este tiempo el Señor nos ha enseñado a declarar cosas nuevas y de bendición. Algunos solo hacen lo que el pastor les dice, otros por euforia, y otros en momento de ministración aprendieron a desearlo con todo su corazón. Pero lo cierto es que si una palabra no va realmente respaldada por el Señor no se va dar y también es cierto, aveces el si permitirá que el efecto de una declaración se de para probar la necedad de la misma y de la persona. Yo he visto a muchas personas decir: Yo me voy a morir. Una de ellas ya no esta con nosotros; y me pregunto: ¿Donde fue que perdimos el deseo de vivir?

En estos días de ausencia en las redes y en este blog Dios me ha estado recordando que esos son deseos egoístas, que pareciera que todo el centro del universo somos nosotros cuando afirmamos estas cosas.
No pensamos en los demás pues es mentira que el que se quita la vida siente lo mucho que dejara a su familia con tan tremendo dolor. Esta pensando solo en si mismo, en su problema.
Pero Dios no quiere que odiemos nuestra vida como para viviría para nosotros mismos, y no perderla por el.  El quiere que la amemos entregándosela a el. Obviamente el ama la vida, ama las relaciones, ama a las personas, es su “estilo de vida” lo que no concuerda con el Señor. El dice que el que la quiera salvar la perderá totalmente. Es mejor perderlo todo en el Señor y no hablo de misiones sino de perder cosas que tal ves reservamos para nosotros.

Si realmente no estas disfrutando esta vida, es porque la estas reteniendo pues el amor no se trata de que puedo recibir sino de dar. Dios ya nos demostró y sigue haciéndolo, que el no esta solo centrado en si mismo apesar de ser Dios. ¡Nos escucha en nuestros gustos y caprichos muchas veces! El es bueno y no tendría que hacerlo pero por mostrarnos ese amor incondicional el se acerca con detalles, con cosas que en realidad también son pasajeras como los dones cuando somos nuevos creyentes y nos emocionamos que Dios nos de un don para usarnos y para tocar a las otras personas.
Deja de pensar tanto en ti. Deja de estar autocentrado en ti mismo, en querer toda la vida y pretender toda la vida estar “bien” delante de los demás. Si tienes x situación que te avergüenza a lo mejor necesitas ser mas sincero y poder avanzar a otro nivel porque el evangelio no se trata de ti, se trata de Dios y de su familia perdida y dispersa.
Haz un ejercicio, piensa en alguien en este momento, en uno que puedas cambiar su vida de alguna forma. Veras que cuando comienzas a pensar en otros como lo hace Jesús te ahogas menos en ti mismo y tus cosas. Se libre de pensar en ti mismo(a).

Jesús no vino a pensar solo en si mismo, hay quienes lo necesitan ya.

Basado en el privilegio y la autoridad que Dios me ha dado, le advierto a cada uno de ustedes lo siguiente: ninguno se crea mejor de lo que realmente es. Sean realistas al evaluarse a ustedes mismos, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado.

Vivan en armonía unos con otros. No sean tan orgullosos como para no disfrutar de la compañía de la gente común. ¡Y no piensen que lo saben todo!

Romanos 12: 3, 16


9 responses to “Erróneamente centrado en mi mismo

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: