¿Sólo el pastor puede conocer a Dios?

Nuestro lenguaje moderno ha cambiado, y se influencia en parte por los medios de comunicación, las culturas que se van unificando y los diferentes puntos de vista. Expresiones como “Tu conoces a este cantante” “Yo la conozco porque trabajamos juntos” “El es conocido por todos nosotros porque vive al lado de nosotros” “Si yo conozco, lo tengo en facebook…” “Si hemos comenzado una relación….” (cuando solamente al verse comienzan a besarse por horas y luego se despiden) pueden darnos una idea no muy cierta de una realidad. No puedo decirles que ustedes me conocen porque la mayoría no me han visto y no han habitado a mi lado. De igual forma muchos hombres saben de Jesús, pero no conocen a Jesús.

Hace poco oí decir del hno Pablo: “A traves de su vida millones conocieron al Señor” y gloria a Dios por la vida de esta persona, porque modelo la vida y ejemplo a seguir de un hombre de Dios. Pero asentimos sin intención de hacerlo que esas personas conocieron al Señor. ¿Sera que estas personas realmente lo conocieron? (aclaro que para mi fue de bendición nada mas quiero tocarte ese punto que nos da un dato elevando de lo que vemos día a día)

Cuando conoces a alguien, sabes las cosas que le gustan, sabes que cosas prefiere y que cosas puedes otorgarles el día de su cumpleaños. Muchas veces deseamos darle lo que nosotros pensamos es lo que le puede gustar y podemos acertar. Pero en otras solo conociendo a la persona y estando con ella, compartiendo y hablando es cuando nosotros podremos conectar el corazón. Muchos alardean de su relación con Dios por 5 minutos de lectura bíblica y 10 minutos de decir lo que piensa el Señor debe darle. ¿Es eso una relación?
Se me viene a la mente cuando me siento a comer con un Europeo, un Italiano. Ellos te van sirviendo parte por parte a diferencia de mi típica cultura latina o salvadoreña donde se sirve todo y a sumergirse. Y me causo gracia que cuando sirvieron el primer plato que es una entrada o puede ser una pasta sencilla me quede con un gran signo de interrogación sobre si realmente iba a sobrevivir hasta la cena. Pero luego ellos dicen hablar y no paran de interactuar contigo y de contarse todo. Para cuando te sirven el plato principal ya el hambre se te fue.
He notado que ellos van adoptando el concepto de la comida rápida, el Mc Donadl’s es al parecer muy preferido en este aspecto, pero no así fuera de la cuidad donde puedes pasar mucho tiempo compartiendo mientras comes.
Y algo similar sucede con los hebreos, ellos no invitaban a comer para sentarse a la mesa y quedarse mudos gracias a dulces frases como: “No hables cuando estas comiendo!!!” “No hables con la boca llena!!!” sino compartían y conocían a la persona, y como el relato de el padre de la concubina y el levita que describe Jueces 19, donde dice que podían pasar hospedando a sus invitados hasta por días. En otro verso y tomando en cuenta su contexto directo a la iglesia Jesús glorificado en Apocalipsis nos dice: “…entrare a el, y cenaremos juntos como amigos”

Es algo mutuo. Es una comunión larga y extendida. Es como hoy la pase en la casa toda la tarde cantando al Señor por ratos solo pensando y otras leyendo algo. Eso es mas enriquecedor muchas veces que ir a levantarme sentarme, levantarme sentarme cuando el que lidera en el púlpito lo pide.
Para muchos hacer ese acto de presencia es cumplir y tener una relación con Dios. Pero en esencia si les preguntas que el desea para su vida o si tienen la convicción y la certeza de un futuro en el no te pueden contestar. El que conoce a Dios es el pastor y su relación con el me hace “supuestamente” conocer a Dios.
¿Es asi? ¿No sera que dejamos a Dios en el Antiguo Testamento donde solo el que entraba al lugar santísimo podía ver la gloria de Dios?
Si tu pastor conoce a Dios, Gloria al Señor!! que bueno necesitas su bendición e influencia y quien te explique con sabiduría del Espíritu los misterios que el le da, pero de que me sirve que el pastor diga: Dios me hablo y tu no sepas por años que es vivirlo. No hablo de una experiencia para que luego vayas y se la cuentes a todo mundo. Eso es como si un novio besa a su novia y luego va y cuenta a toditos sus amigos y compañeros de trabajo lo que sucedió pero no la vuelve a ver a ella sino por muchísimo tiempo. ¿Tiene una relación con ella? ¿Ese beso le creó una relación como la que estamos hablando?

Me gusta hacerte pensar. Que tus mentores y pastores conozcan al Señor pero que tu puedas gozar de platicar (no hacer monologo) con el Padre, el hijo y el Santo Espíritu. Tu puedes conocerlo y hablar y callar cuando el te lo permita de lo que que harán juntos.
Feliz fin de semana …. te espera en el secreto, no lo olvides.

Y la manera de tener vida eterna es conocerte a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú enviaste a la tierra.

Juan 17.3

¡Mira! Yo estoy a la puerta y llamo. Si oyes mi voz y abres la puerta, yo entraré y cenaremos juntos como amigos.

Apocalipsis 3. 20


Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: