Mi testimonio [3/3]

Como bien mencione en el anterior post, mi madre si cambio muchísimo y Dios hizo su obra en ella y en su corazón. De hecho siempre les he contado a todos que ella oraba con pasión por mi vida, y que sin su apoyo y bendición no estaría acá.

Una vigilia tuve un encuentro con Dios que marcaría mi vida, y ahí me rompió en llanto. No pude mas, ya Dios había comenzado a tratar con mi vida y caí rendido.

Personas supieron guiarte y Cristo me liberto de todas esas cadenas demoníacas, y mas adelante también renuncie a ese pasado que yo mismo había construido.  Y así un día estaba solo con mi madre y oramos juntos y recibí el bautismo del Espíritu Santo y le pedí perdón a ella y ella me pidió perdón y nos perdonamos. No ha sido fácil, fue un proceso de confrontar y lidiar con muchas cosas. Y ahora somos amigos.

En esos días busque al Señor como un loco y tuve experiencias sobrenaturales que jamas pensé y jamas tengo una respuesta del porque. Las personas de hecho me dicen que yo tengo una “unción” especial o “soy especial” mas soy como todos, un hombre con muchos defectos y la mayoría se decepciona cuando me conoce porque imaginan a un joven con un carácter equilibrado.

Saben, uno no peca con los ojos de su Padre o las manos de su madre. Uno peca con sus propias manos y ojos y es por eso que el trato de Dios con cada uno es personal.  Al tiempo de tener grandes experiencias con el Señor y conocerle finalmente recaí en pecado sexual. No saben cuanto me dolió. No saben lo que llore y las noches de opresión demoníaca (literal) y las muchas pesadillas y parecía que del cielo había pasado a un infierno de nuevo porque vi que no podía dejar mi falsa identidad por dentro y mi masculinidad había sido deformada y no parecía encontrar salida.

Entonces inicie a encontrarme con desconocidos y sintiendo la muerte en cada encuentro. Cada trozo de mi dignidad se vino abajo. Era una porquería.

Mas Dios fue poniendo amigos que tocarían mi vida y harían la diferencia. Uno fue un hijo de pastor que quizás fue mi primer mentor de mi vida a parte de mi pastora. Ahí encontraría aceptación, gracia y fuerzas para conocer realmente a Jesús.

Este testimonio no contiene todo lo que pudiera escribir porque para eso se necesitaría un libro entero. Pero déjame contarte que para mi lo mas revelador de todo esto ha sido la cruz del Señor Jesucristo y su gracia, pero algo mas: La paternidad de Dios.

Tuve un día que perdonar a mi papá terrenal, el por su lado no acepta muchas cosas actualmente de las que han pasado. Pero el perdón es como jugar pin pon, una vez tu tiras la pelota al otro lado no tienes el control de como o si va a regresar. El ha mirando atrás y la historia aun no tiene el final feliz. El ha tomado sus decisiones.

En el 2001 sabes, soñé que me encerraba en mi cuarto, en cuatro paredes. Estaba molesto con el y de pronto me arrepentí y corrí a los pies de el y me eche a llorar ahí. Cerrados los ojos (en el sueño) pude ver que una presencia de paz me cubría,  y vi otras manos. Sabia bien de quien eran esas manos preciosas y luego una voz… que desde todas las partes del universo parecía venir como poderosa y como jamas la he escuchado una voz. Tan dulce, tan pacifica, tan impactante pero a la vez poderosa y fuerte. Era Jesús.

“Te amo, te amo” – repetia – “TE AMO, TE AMO”

Y luego desperté.


4 responses to “Mi testimonio [3/3]

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: