Mi testimonio [1/3]

“Tenia odio y amargura, odia mi vida misma. Creo que sino fuera por mi conocimiento de la palabra de Dios transmitido por mis padres me hubiese quitado la vida sin duda.. mas no tenia el valor”.

Nací en San Salvador y fui el primer hijo de una pareja joven. Mi madre tenia tan solo dieciocho años y mi Papá veintiuno. Alegres todos porque era el primer hijo pero también el primer nieto de parte de ambos padres. Mi padre venia de un hogar desintegrado. Mi abuelo lo abandono con su madre y sus tres hermanas, y declarándolo así “el hombre de la casa”.

Según el, tenia muchas cosas contra de el que cuando mi abuelo regreso a casa el literalmente lo mando por la puerta donde había entrado.

Mi madre de un hogar donde la violencia infantil tanto física y verbal y entre sus padres volvía un infierno sin fin. Ambos venían de hogares muy pobres, es mas, algunas personas no puede entender como alguien pudo vivir en semejantes condiciones. Pero mi madre oro por mucho tiempo por una casa digna al Señor y el les concedió una.

Quiero decir bien claramente que ellos siempre serán mis padres. Los amo con todo mi corazón y son los mejores padres que Dios me dio. El no se equivoca y no me atrevería a juzgarlos.

Mis padres al inicio solo escuchaban de Jesús pero realmente no lo conocían, luego, lo aceptaron como salvador: primero ella y luego el en una campaña evangelista del vecindario.

De pequeño, me cuidaron mis abuelos buena parte de mi niñez. Estuve en un colegio evangélico al lado de una iglesia (en ese lugar también me presentaron de niño). Nunca fui católico. Muy sano y lo mas sencillo y puro que puedo recordar. Todo parecía perfecto. Ambos trabajaban pero el estudiaba secundaria a la vez porque por lo dicho anteriormente la termino ya casado y conmigo como responsabilidad. El no se veía en casa.

De un año para otro me cambiaron por primera vez del colegio cristiano a otro que “se suponía” lo era. Pienso que lo “cristiano” no lo hace el titulo que le ponen sino sus estructuras internas. Pero bueno, ahí era otro ambiente y estaba en el mismo vecindario en el que viví por mas de 24 años. Acá había niños mas maliciosos, un poco mas astutos que yo. Procuraba siempre el primer lugar. Pero por alguna razón siempre tenia a un niño que salia adelante dejándome con el triste segundo. Así que sentí celos pero poco a poco veía que no era tan preferido como en la escuela anterior. Luego por pequeños grandes accidentes y mi mala salud hice el ridículo varias veces y ahí comenzaron las burlas y al mismo tiempo comprendí que el fútbol no era para mi. Recuerdo que una vez me lanzaron fuera del juego tras partirme la cara de un golpe con la pelota. Era torpe para todo tipo de deportes sin ninguna gracia especial en mi. No me sentía parte de ningún grupo en la escuela y realmente me sentía inadecuado.

Recuerdo a mi papá. A el le gusta (aún hoy en día) la música. El celebraba fiestas. Muy querido y conocido por la gente por ser bueno en eso. Así que en su casa tenia una colección enorme. Materialmente me dio lo que pudo con el sudor de su frente. Logro valientemente un buen empleo en la empresa publica.

Lo lógico era pensar que yo podría pasar tiempo con mis amigos. El problema era que no les simpatizaba mucho en el colegio y los que vivían cerca de mi casa por su comportamiento vulgar, desobediente y rebelde me fueron aislados por mi madre que me sobre protegía.  En tiempos de la guerra cuando quizás tenia seis años pasaba solo en casa y no salia para nada por temor de mis padres a lo que podía pasar.

Crecí de una forma en la que tenía que vérmelas solo y con mis juguetes. Recuerdo salir con mi madre varias veces y fallarle en su intento de ser aceptado en las escuelas mas sobresalientes porque fui un mal estudiante. El bullying en la escuela contra mi era real y eso me hacia apático al estudio.

Con mucha tristeza mi madre regresaba a casa conmigo. Tenia razón, no aprobaba los test de las instituciones y eso hacia que en mi corazón creyera que yo no era sino un mal estudiante, mal hijo y por ende… mal chico.

Continuara en el siguiente Post..


3 responses to “Mi testimonio [1/3]

  • Axel

    Entiendo, gracias por compartir tu testimonio tu vida bendice a mas de 1 hoy sos un gran amigo y un buen chico =)

    Like

  • David

    Cuando Dios Tiene Un Proposito Para Nuetra Vida El Nos Guia Al Camino Correcto… Cuando Termine Mi Curso Te Mostrare mi Testimonio y veraz Que Todos Llevamos un Patron de Conducta Igual Hay Veces Que No Entiendo Ni Por Que…. Pero Gracias Por Esforzarte y Ser Un Ejemplo… Dios Te Bendiga y te Siga Usando En Este Gran Ministerio….

    Like

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: