“Iremos y volveremos”

Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho IREMOS hasta allí y adoraremos, y VOLVEREMOS a vosotros.

Génesis 22:5

Si en algo estaremos de acuerdo es que le huimos a las pruebas, sin embargo nos fascinan las bendiciones. Aunque sabemos que las pruebas siempre serán necesarias para aumentar y fortalecer la fe, para creerle mas a Dios, para moldear el carácter, para alcanzar las bendiciones.

En el tiempo de la prueba, siempre creemos que Dios nos ha abandonado y es todo lo contrario, ese tiempo difícil y duro que se vive es cuando Dios se acordó de nosotros; si leemos todo el capítulo 22 de Génesis nos daríamos cuenta que Dios se acordó de Abraham, (no es que le había olvidado recordemos eran grandes amigos) no solo porque lo quería probar, sino porque lo quería bendecir.

El fin que Dios desea lograr con la prueba es para ver que hay en nuestro corazón, si le amamos o preferimos otras cosas. Y Dios probó a Abraham, pidiéndole a su hijo Isaac, el de la promesa; que prueba mas complicada y dura.

Dios hizo promesas a Abraham: le prometió una tierra, le prometió un hijo, le prometió una gran descendencia y ahora, ¿como era posible que Dios le pidiera a su hijo si con Isaac se cumpliría todo? ¿Sera que Dios no cumpliría su promesa? ¿Sera que la palabra de Dios es en vano y que sus palabras caen a tierra sin dar fruto? NO, NO ES ASI, Dios quería de Abraham: ver cuanto lo AMABA, hasta donde estaba dispuesto a OBEDECER, que tan grande era su FE y esto es lo importante: “Dios quería ver a Abraham en el Monte de la Provisión.”

En el Monte de la Provisión allí esta la bendición; como cristianos e hijos de Dios ¿que hacemos cuando estamos en la prueba? Murmuramos, renegamos, dudamos que la promesa se cumpla, nos alejamos de Dios y no subimos al monte, solo nos quedamos alrededor de el y ese es nuestro error; sabemos que la provisión esta en la punta de ese monte, sabemos que la bendición solo la encontraremos cuando vayamos al monte y estemos en comunión con Dios.
Eso es lo que Dios estaba esperando y deseando que su amigo Abraham subiera al monte, para que recibiera la confirmación de su bendición.

El camino es difícil, es complicado, quizás lloremos, nos vamos a fatigar; pero tienes que ir al Monte de la Provisión. Abraham dijo: IREMOS, sabia que era necesario ir, alli encontraría la respuesta para ese momento que parecía ilógico, que no tenia sentido. Pero también dijo: VOLVEREMOS, reconoció que no volvería con las manos vacías, traería consigo la bendición y es tan cierto que cuando vas a la Presencia de Dios no sales como entraste, de ahí sales fortalecido y con la provisión.

¿Cual es la prueba que estas viviendo? ¿Sientes que ya no hay solución, que ya no hay salida, que se agotaron las respuestas?

Yo, te propongo a que hoy hagamos un viaje a ese monte, y que te parece si decimos: IREMOS al monte a estar en comunión con Dios y VOLVEREMOS con la bendición.

ANIMATE, VAMOS AL MONTE, DIOS NOS ESTA ESPERANDO PARA QUE ESTEMOS CON EL Y PARA BENDECIRNOS.

Que tengas un EXCELENTE DIA y BUEN VIAJE AL MONTE DE LA PROVISION.
(Te sugiero a que leas el capitulo 22 de Génesis)

Rafael Reyes

Copastor y Pastor de Juventud Josué
Iglesia Cristiana Josué-Merliot Asambleas de Dios

Puedes encontrar estas y otras reflexiones en http://juventudjosue.wordpress.com


Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: