Tomando Un Café Con Dios

Toda mi vida escuche hablar y referirse a Dios como un Padre, pero en mi mente de niño no tenia la capacidad suficiente de entenderlo, y se quedo como un conocimiento vago. Cuando crecí era un concepto mas de Dios, y es que el modelo que yo tenia de un padre era el de mi papá, quien nunca fue muy expresivo o amoroso, y siempre hubo mucha disciplina y no faltaron los castigos y la negación de algunos privilegios cuando me portaba mal, sin dejar de mencionar su voz enfadada al romper las reglas.

Según mi perspectiva Dios no podía ser tan diferente y por muchos años me relacione con el creyendo que era como mi padre, y este conocimiento lo único que logro fue crear un abismo entre Dios y yo.

Si me portaba mal, me imaginaba a Dios enojado conmigo, si algo me salía mal, estaba seguro que era Dios castigándome por algún pecado cometido y es que hay iglesias no ayudan mucho al enfatizar la culpa y la condenación y resuelven que las tragedias que nos ocurren son un castigo divino.

Dios odia el pecado porque nos encadena sin piedad e interrumpe nuestra relación con el. Pero no nos odia a nosotros, ni le resultamos asquerosos. Incluso cuando nos juzga el único motivo de nuestro padre es el amor.

Y ya han olvidado por completo las palabras de aliento que como a hijos se les dirige: «Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor ni te desanimes cuando te reprenda, porque el Señor disciplina a los que ama, y azota a todo el que recibe como hijo.”  

Hebreos 12: 5-6 NVI

Me ha tomado mucho tiempo comprender el amor de mi Padre por mi. Que yo soy su muchacho y es lo único que importa.

El me amaba aun antes que yo lo conociera y ha deseado estar conmigo desde antes de la fundación del mundo, nunca hice nada para fomentar ese deseo en su corazón ni tendré que hacerlo nunca. Cuando me involucre en la pornografía y la autosatisfacción , y no podía erradicarlas de mi vida, El seguía amándome, cuando le hice muchas promesas y rompí cada una de ellas, el seguía amándome, tu pecado y el mío no pueden separarnos del amor que el siente por nosotros, porque hace años que Jesús pago el castigo que merecíamos por nuestros pecados. ¿Demasiado bueno para ser cierto no?

Con lagrimas y dolor he tenido que aceptar esta realidad que no puedo cambiar; que soy la pupila de sus ojos y con mucho amor y misericordia Dios me mostró esta revelación del corazón y que solo tenia dos opciones:

Dejar que el fuera mi padre o seguir huérfano.

Escogí ser su hijo y comprender que todo lo que el deseaba era una oportunidad para sentarse conmigo, rodearme con su brazo y tomarnos un café juntos.

Con todo, yo siempre estuve contigo; Me tomaste de la mano derecha. Me has guiado según tu consejo, Y después me recibirás en gloria.

Salmos 73:23-24 RVR60

por: Josue Sevilla

Pastor de Jóvenes y Miembro de Libres en Cristo


5 responses to “Tomando Un Café Con Dios

  • María pinales

    A veces por las ingustisias de la vida llegan cosa que uno no quiere vivir yo viví desprecios de padres hermanas amigos y todo eso te va haciendo rencorosa siempre estar a la defensiva y si también a veces siento que no merezco que dios me escuche no se de que manera puedo yo comprender el camino para seguir a dios yo quiero estar ahí donde el me necesite dios lo bendiga y que dios nuestro señor lo cubra con su manto y lo siga llenando de sabiduría

    Like

  • Joel Orellana

    Que Poderoso!!! EXCELENTE!! Sabes, en nuestras Iglesias siempre nos enseñan que somos nosotros los que tenemos que buscar a Dios, que muchas veces parece esconderse y nos toca ir a buscarlo como si fuera ladrones y policias, NO!! Tambien Dios busca al hombre! Cuando estaba en pecado yo, fue el, sin duda quien me buso y me mostro su amor, yo no hubiera podido por mis propios medios, recuerden la Biblia: Dios buscando a Adan en El Eden, Dios iyendo a almorzar a la casa de Abraham! Dios nos busca! Bendito amor del Señor!

    Like

  • Aaron Santizo

    me encontraba en un fango , sucio , sin ningun valor , ni ganas de segir viviendo. todo parecia terminar ya no podia dar un esfuerzo mas . Mi pecado me llevo a probar lo que yo con mi egoismo busque .. pero ese dia vi una luz y podria ver que alguien se acercaba a mi y me tomaba con sus brazos de amor . me tomo , me limpio y me llevo a casa.. Era mi Padre celestial . con un susurro me dijo Hijo no importa que ellas hecho ni hasta donde llegaste , tu siempre eres y seras mi hijo . ahora estas aca conmigo y nada te faltara . asi que ven campeon y dame un fuerte abrazo..=`)……

    Like

  • Marlene Orellana

    guau preciosa enseñanza,ese mismo sentir tenia cuando joven por que creia que DIOS no me amaba ni se acordaba de mi,asta que lo conoci al dulce JESÚS,mi vida cambio

    Like

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: