Entonces Jesús, mirándole, le amó…

Entre a lo que parecía una casa de de campo y lo vi. Tenia una túnica blanca y me dijo: “El Sembrador salio a sembrar”

Me llevo a través de un laberinto a gran paso y luego llegue a una puerta muy estrecha.

Luego saco dos tortugas y una paloma. La primera tortuga tenia una espina que salia de su caparazón. La otra era un poco mas grande pero era deforme que parecía graciosa.

Pude sentir que se rió de forma serena pero con gracia o como se reiría un caballero. Y de la paloma, que parecía un poco asustada e intimidada, me la dio en mis manos y me hizo una seña con un gesto, entonces la alce y voló.

Luego me dijo con mirada seria pero realmente no generaba sino respeto y admiración. No condenaba ni aludía sino declaraba verdad: “Aquel que no de buen fruto mi Padre lo cortara“.

Pero luego de eso salio el de la puerta y me miro. Cuando lo vi a los ojos parecía que un eterno océano de gracia y de paz brotaban de sus ojos. Te llenaba y era una presencia gloriosa. El no brillaba, el no tenia resplandor de gloria pero su mirada hacia que te perdieras en el. Y luego me dijo: “Ven conmigo”.y cuando vi nos dirigimos en el patio de la casa de mis abuelos donde me crié los primeros años de mi vida.

Pensé mas de una vez en compartir esto. Debido a lo escéptico que podria parecer. Luego de esta sueño, al despertarme, y al tocar mi cara note que estaba llena de lagrimas, percibí que me sentía mas limpio que nunca y que sentía la presencia del Espiritu Santo que casi la podía tocar. Recuerdo que pensé: “Aunque tenia barba, tenia la túnica blanca, parecía no lo vi con gloria, pero ninguna película ha podido mostrar ni en lo mas mínimo a este hombre”

De hecho creo que no veré mas esas películas, se darían una gran sorpresa los que lo veran aquel día porque parece una pobre reflejo de la gracia que este hombre tenia.

El muchacho que escribió la canción de abajo tuvo que haber tenido una revelación clara de la mirada del Señor. Que te da paz, mirada que te limpia. Que alienta en la tribulación. Que alienta. Que da coraje para vencer todo poder del infierno.

Cuando es seria es seria, porque es el Señor; pero al habernos rendido a el lo tenemos de nuestro lado. Es mejor tener a Jesús de tu lado que en tu contra.

Preciosa mirada de Jesús. El quiere mirarte hermano y hermana y darte gracia, paz, y purificarte de tu interior. Estas palabras quizás no podrían describir su bendita mirada.

Tiempo estimado para disfrutar este video 2′ 22″


Entonces Jesús, mirándole, le amó…

-Marcos 10.21 a RVR

Entonces el Señor lo miró y le dijo: —Ve tú con la fuerza que tienes y rescata a Israel de los madianitas. ¡Yo soy quien te envía!

-Jueces 6: 14


One response to “Entonces Jesús, mirándole, le amó…

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: