En todo tiempo…

Sienta deseos. No sienta deseos. Independientemente de lo que sienta el se merece mi adoración.

Muchas veces esto no sale, pero Dios me ha enseñado que la adoración que conmueve su corazón es la que viene en los momentos mas difíciles.

Es la adoración como la de Pablo y Silas en la cárcel, es la adoración de Esteban mientras lo apedreaban, es la adoración de David mientras era perseguido.

Esa adoración levanta a Dios de su trono. Este es un buen día en que puedes.

Dios esta mirando tu actitud en medio de la tormenta. No esta tan enfocado en el problema y en sacarte de el como en tu actitud. Pues ella te hace fuerte o te destruye. El tiene el control si. Mas tu decides el final de la historia con tu respuesta.

Dice el Señor que quiere que le pases este examen de una vez. Fuera la murmura, fuera la queja y fuera el desanimo. El quiere oírte adorar y reconocerlo en tu situación. Tu me dices: “Basta ya del problema Señor”, mas yo te digo: “Basta ya de la queda y de reaccionar igual” 

“Señor eres mi todo” Ok, este es un buen momento para demostrarlo. Es tiempo de vivir por fe y no de llenarnos de promesas cuando estamos en adoracion. Es tiempo de cumplir los votos al Señor.

Ha los parciales de Dios. He visto en mi vida como el me los ha tenido algunos que hacer “diferidos” no solo una vez. Ha tenido que repetirlos.  Pero sabes, Vale la pena pasarlos porque después ves que no eres el mismo o la misma. Te acordaras de esta palabra de David. Todo tiempo, es todo tiempo. ¿No?

¿Porque no buscas una alabanza? algo así como “tu canción con Dios”, como los novios que tienen una “canción” de ambos y es “su” canción preferida y que los conecta. Alaba a Dios en todo tiempo.

 Alabaré al SEñOR en todo tiempo; 
   a cada momento pronunciaré sus alabanzas. 
Sólo en el SEñOR me jactaré; 
   que todos los indefensos cobren ánimo. 
Vengan, hablemos de las grandezas del SEñOR; 
   exaltemos juntos su nombre.

 Oré al SEñOR, y él me respondió; 
   me libró de todos mis temores. 
Los que buscan su ayuda, estarán radiantes de alegría; 
   ninguna sombra de vergüenza les oscurecerá el rostro. 
En mi desesperación oré, y el SEñOR me escuchó; 
   me salvó de todas mis dificultades. Salmo 34: 1-6


5 responses to “En todo tiempo…

Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: