Siento temor ¿Qué hago?

Actualmente hay todo tipo de fobias. Hay fobia a las alturas, a los insectos, a la oscuridad y todo tipo de cosas que ni podemos imaginarnos.

Sin embargo, hay temores que pueden ser ataduras mas relevantes en esto.

Yo crecí con mucho temor, tenia miedo a todo. De alguna manera por eso no practique algunos deportes, tuve que vencer el miedo a algunas cosas que para ti a  lo mejor serían motivo de risa porque “¿Quien le teme a eso?”

Uno de mis grandes temores era mi propio Padre. Era porque según mi parecer el era muy duro o fuerte en temperamento que yo y por eso no me atrevía a llevarle la contraria porque sino era una segura regañada. Hasta que un día sin que el lo esperara le dije: “Sabes no te tendré mas miedo”. No me mal interpretes, lo amo y estoy eternamente agradecido con El. Ha sido un ejemplo de provision y lucha.

Uno crece en temor. De hecho recuerdo que de niño, algunos niños de mi edad que eran bien rudos me golpeaban, típico niño sencillo era yo que permitía y otros me intimidaban. Me ha costado el hígado, los ojos y el alma romper con estos temores.

Tal ves tus temores sean tu seguridad. Si eres centroamericano, o mas bien latinoamericano, porque ya no sucede solo en esta zona que tienes temor al secuestro, saltado de cualquier tipo o la muerte. En mi país El Salvador, algunos que no gozabamos de un automóvil y teníamos que movernos en el trasporte colectivo pensábamos que si regresariamos o no…

Hablo en la actualidad porque en el tiempo de la guerra era lógico sentir temor, por todo lo que vivió mi país.

Tal ves tu temor sera algo que otros no saben ni quieres dar en comprender y aceptar. Temes que un día te digan por una vez mas: “Le agradecemos mucho, pero vamos a prescindir  de su servicio”

O pon atención a esto: “No le damos esperanza sobre el estado de salud de esta persona… ”

“Fulano (a), se complico la enfermedad de… ”

“Este trabajo no esta correcto, no puedo ponerle la nota que me solicita… ”

– “Es que mire yo necesito esta nota porque…”

-“Le he dicho que no puedo hacer nada… ”

Y he experimentado algunas de estas.

¿Cuales experiencias han puesto en prueba tu alma?

He ayudado a varios jóvenes escuchándolos de sus temores. Encuentro lo que ustedes quieran.  Sobre el que dirán si alguien se enterada por su pecado sexual. Sobre si algún día se terminara todo esto que están pasando. Sobre si son suficientemente capaces de comenzar una nueva vida. Algunos temen que Dios los va tratar un día por las cosas que hicieron en su pasado y esperan o declaran que si algo sale mal es porque “Dios los esta castigando” porque tienen un pecado oculto. Muchos sienten confianza de hablar un secreto. La frase es la misma: “Esto jamas a nadie se lo había dicho… eres el primero que lo sabe”

¿Temes decirle a alguien que tienes una vida doble o tienes un pecado escondido? ¿Temes al rechazo? ¿Temes a la discriminación? ¿Temes a expresar tus sentimientos? ¿Temes que si dices a alguien “te quiero mucho” seas tildado de raro? ¿Temes que esa persona ya no diga mas: “Te doy una oportunidad…”?

¿Temes estar solo o sola?

 

Para muestra un botón, pero si tu hoy estas lidiando con temores, recuerda que Jesucristo es la verdad y la verdad te hacen libre.

Todo secreto en cualquier área de tu vida PUDRE. Se intencional, decide hoy buscar ayuda, platicar, tomar esa decisión, vencer este temor…. ..PERO!! No lo hagas solo o sola, recibes las fuerzas que nadie mas te las puede dar, sobre todo si te han abandonado, o piensas que lo estas. Aveces creemos que estamos solos pero no lo estamos. No te eches cargas que no te corresponden. En américa latina muchos jóvenes se echan cargas que no son de ellos, o que sus padres se las impusieron.

¿Cual fue la clave con que vencí el temor?  Buscarla, y luego encontré el lugar donde se me dijo “donde buscarla”. Y comprendí que no solo hay que creer, sino confiar, porque es una promesa. Adueñate de ella hoy. Y sea tu favorito cuando alguna circunstancia haga que sientas algo helado y te veas atrapado en una situación que esta fuera de tu control.

Se libre, ven a Papá hoy y di con David:

 

Oré al SEñOR, y él me respondió; me libró de todos mis temores. Los que buscan su ayuda, estarán radiantes de alegría; ninguna sombra de vergüenza les oscurecerá el rostro.
En mi desesperación oré, y el SEñOR me escuchó; me salvó de todas mis dificultades. Salmos 34. 4


Déjame conocer que piensas

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: